Día 6: Concierto en el Museo Batak

Empezamos el domingo haciendo parciales en el centro TB Silahali. Cuerda, viento y percusión ensayamos por separado para poder trabajar en detalle los pasajes más delicados de cada sección. Ana Caballero (concertino) se puso al frente de la cuerda y Rodrigo Orviz (clarinetista) de los vientos. Fue una mañana intensa de ensayos para preparar bien el concierto de por la tarde en el Museo Batak, el concierto más serio desde que empezó el Vínculos 2017. Cerramos la mañana con un ensayo con la orquesta al completo y con Manuel Paz ya al frente dirigiendo.

Ana dirigiendo el parcial de cuerda en el templo del silencio.

Si pudisteis ver algunas de la emisiones en directo (como esta o esta otra) desde nuestra página de Facebook, ya veríais que a la hora de la comida (del desayuno en España) estábamos en una playa. ¡La que había montada! Íbamos con la idea de hacer un flashmob y nos encontramos con una recepción de bienvenida, un escenario plantado en medio de la playa con actuaciones de grupos locales, unos cuantos “chiringuitos” y cientos de personas ahí reunidas. Las actuaciones que más nos gustaron fueron las de los niños del colegio San Francisco de Balige, que hicieron varios bailes tradicionales batak.

Cuando acabamos de comer, y aprovechando un hueco entre actuación y actuación, nos escabullimos a las furgones para coger los instrumentos y hacer un “flashmob” (mucho mob y poco flash jeje). Pero esta vez algún dukun no hizo bien su trabajo y empezó a llover, así que tuvimos que abortar el plan. No me preguntéis cómo, pero tras unos minutos de confusión (¿se toca?, ¿está lloviendo?, ¿no se toca?, ¿qué hacemos?) acabamos subidos en el escenario tocando Bésame mucho y Sinnangar Tullo.

Foto desde el escenario en la playa.

Aunque la agenda del día estaba muy apretada, logramos dejar un hueco para descansar en el hotel antes de regresar al Museo Batak. Una hora que vino de lujo para dormir, tomar algo en el bar del hotel junto al lago o repasar algún pasaje de forma individual antes del concierto.

Empezamos muy puntuales la prueba de sonido. El escenario ya estaba preparado y todos los micrófonos en su sitio. Desde toda la OCAS queremos felicitar y agradecer, una vez más, el gran trabajo que están haciendo tanto la productora NusaVisi como Irlanto Pratama, el técnico de sonido que nos acompaña allá donde vamos. Gracias a ellos estáis pudiendo ver en directo nuestras actuaciones por Indonesia. Aquí os compartimos el concierto en el Museo Batak.

Fue un concierto mágico. Más de hora y media de música (avanzad hasta el minuto 15, que antes son todo discursos en indonesio) que iniciaron en solitario el grupo Mataniari, continuamos nosotros y acabamos juntos con las tres piezas indonesias Gondang Pangharoanan, Si Doli Natihal y Sawan Na Hujunjungan. Esta colaboración nos ha gustado tanto que, fuera de la planificación original, el próximo 11 de agosto repetiremos concierto junto a ellos pero en Jakarta.

Foto de grupo tras el concierto junto al grupo Mataniari y organizadores.

¿Qué os está pareciendo este Vínculos 2017 Indonesia? ¿Estáis pudiendo ver los conciertos en directo sin problemas? Llevamos menos de una semana (bueno, narrada en el blog jeje) y empieza a ser difícil asimilar todo lo que estamos viendo y viviendo.

Día 4: Nuestro primer flashmob

¡Cómo se nota que estamos de Vínculos! Apenas llevamos cuatro días de viaje y con tantas cosas que estamos haciendo, viendo y disfrutando, la sensación que tenemos todos es de llevar ya semanas fuera de casa.

Flashmob de la OCAS en la plaza del mercado de Balige.

Arrancamos nuestro segundo día en Toba con un flashmob en una plaza próxima al mercado tradicional de Balige. Un lugar emblemático con numerosas estatuas y monumentos, como el Tugu Pahlawan Revolusi o el Tugu D.I PANJAITAN (tugu, por cierto, es monumento en indonesio). Además, en este Vínculos 2017 estamos estrenando una cámara 360 y, ¡qué mejor que un flashmob para ponerla a prueba! Aunque si nos seguís por redes sociales (facebook e instagram) seguramente ya lo hayáis visto, para los fans más rezagados de la OCAS aquí lo volvemos a compartir con vosotros. Os recomendamos que lo veáis en vuestro móvil, tablet o dispositivo VR.

Después de un par de tomas, con dron incluido de la productora NusaVisi, y de una buena sesión de fotos con toda la gente del pueblo que se acercó a vernos (recordad que aquí somos famosos), tuvimos una hora para visitar el mercado y callejear un poco por Balige. Algunos aprovechamos para comprar fruta y otros productos locales.

Algunos músicos de la OCAS atendiendo a las explicaciones de la directora del Museo Batak.

Regresamos al hotel para comer y poco después marchamos en nuestro convoy OCAS hacia el centro TB Silahali. Adelantamos un poco la salida para poder visitar el museo antes del ensayo. Tuvimos el lujo de atender una vistia guiada por la directora del museo. Si algo nos quedó claro es que los batak lo tienen muy complicado para casarse. El árbol genealógico es muy importante para este pueblo. Todo batak tiene que conocer su ascendencia o al menos los ancestros de su nombre de familia (marga batak) y los clanes parientes (dongan tubu) de los que proceden. Aquellos que no conocen su ascendencia son considerados como bataks extraviados o nalilu. Saber el árbol genealógico es muy importante para poder determinar la relación de parentesco (partuturanna) dentro de un clan o, símplemente, para conocer el apellido mismo (marga batak). Todo esto es lo que les ayuda a saber si son “hermanos” o no, y por tanto, si se pueden casar o no (los “primos” creo que no había problema). También nos explicó los ideales de vida batak y la historia de este pueblo, pero si os lo contara todo, ¿qué os iba a quedar para cuando visitéis este centro Silahali en Sumatra? 😉

Con un pelín de retraso (la foto que encabeza esta entrada tuvo parte de la culpa) empezamos el segundo ensayo con el grupo Mataniari. La idea (y ya estuve investigando un poco) es dedicar una entrada a este grupo de música tradicional batak, así que estad atentos al blog para no perdérosla. Está siendo un placer ensayar y tocar junto a este grupo, y nuestra colaboración está gustando mucho al público (pero eso ya es adelantarme a los días cinco y seis).

Tres casas batak del tipo sopo (gracias María por la foto)

Rompiendo la “rutina”, nos quedamos a cenar en el propio centro Silahali junto a dos hileras de casas tradicionales batak de Toba perfectamente conservadas. Había dos tipos: las jabu (grandes viviendas comunales) y las sopo (usadas como almacenes de arroz y para alojar a invitados). La cena estuvo animada todo el rato por la actuación de un grupo local que acabó extasiado por nuestra participación y que no hizo uno ni dos, sino cinco bises. Una noche que no olvidaremos en este Vínculos 2017 Indonesia.